REQUISITOS GENERALES

Todas y cada una de la autorizaciones de residencia en España conllevan el cumplimiento de requisitos comunes. Esto son:

REQUISITOS GENERALES:

-El interesado no debe ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, es decir, debe tratarse de una persona con nacionalidad de un país extracomunitario ya que las personas comunitarias pertenecen a otro régimen específico y al ser comunitarios no necesitan de autorización para trabajar en España siempre y cuando vayan a permanecer por un periodo de tiempo superior a los 3 meses.

-El Interesado deberá no encontrase irregularmente en territorio español, es decir, si usted ha entrado con o sin visado de turismo o mediante una autorización de estancia no podrá estando aquí en España aplicar a este tipo de autorizaciones ya que el deber ser es que deba previamente tramitar el visado correspondiente en el Consulado de España en su país de origen.

-El interesado deberá demostrar que carecer de antecedentes penales en España y en sus países anteriores de residencia.

-El interesado no deberá tener prohibida la entrada en España y no figurar como rechazable en el espacio Schengen. Es decir, si el interesado ya estuvo en España y fue sancionado con una orden de prohibición de entrada no podrá instar la solicitud de autorización hasta tanto no transcurra el periodo de dicha prohibición establecido.

-Si el interesado estuvo en España, se acogió a un programa de retorno y regreso a su país no podrá instar esta autorización hasta que transcurra el plazo del compromiso de no retorno.

-La situación nacional de empleo deberá permitir la contratación. Lo permite si:
1.- La ocupación que va a desempeñar el trabajador en la empresa está incluida en el catálogo de ocupaciones de difícil cobertura que el Servicio Público de Empleo Estatal publica trimestralmente.
2.- La Oficina de Extranjería competente considere que no se ha podido cubrir el puesto de trabajo a tenor del certificado que el Servicio Público de Empleo emite sobre la gestión de la oferta de empleo.
3.- La autorización va dirigida a nacionales de Estados con los que España haya suscrito acuerdos internacionales (Chile y Perú).
4.- Pueden acreditar la concurrencia de un supuesto recogido en el artículo 40 de la Ley Orgánica 4/2000.
5.- La empresa deberá garantizar una actividad continuada durante el periodo de vigencia de la autorización para residir y trabajar.
6.- La empresa deberá estar inscrita en el régimen del sistema de Seguridad Social y encontrarse al corriente del cumplimiento de sus obligaciones tributarias y frente a la Seguridad Social.
7.- Las condiciones fijadas en el contrato de trabajo se deberán ajustar a las establecidas por la normativa vigente.

En caso de dudas aconsejo consultar su caso

Experto en extranjería Vigo, Pontevedra, Ourense, A Coruña, Lugo, Albacete, Alicante, Almería, Araba, Asturias, Ávila, Badajoz, Barcelona, Burgos, Cáceres, Cádiz, Cantabria, Castellón, Ciudad Real, Córdoba, Cuenca, Girona, Gipuzkoa, Granada, Guadalajara, Huelva, Huesca, Baleares, Jaén, La Rioja, Las Palmas, León, Lérida, Madrid, Málaga, Murcia, Navarra, Palencia, Salamanca, Segovia, Sevilla, Soria, Tarragona, Santa Cruz de Tenerife, Teruel, Toledo, Valencia, Valladolid, Vizcaya, Zamora.

Abogado Lino García
Calle Príncipe 53, 3º. Vigo – Pontevedra – España.
Teléfono +34 603 19 97 59

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *