Salud Pública Para Extranjeros Desde el 31 de Julio de 2018

EL ACCESO UNIVERSAL AL SISTEMA NACIONAL DE SALUD PARA CIUDADANOS EXTRANJEROS

El pasado lunes 30 de julio, mediante el Real Decreto Ley 7/2018 reaparece el acceso universal al sistema nacional de salud en condiciones de equidad y universalidad según su exposición de motivos-, garantizando el ejercicio de este derecho al colectivo de personas inmigrantes que tras el Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones fueron privados de una asistencia sanitaria normalizada. Hay que recordar que la asistencia sanitaria había quedado limitada al derecho a la asistencia en caso de urgencia por enfermedad grave o accidente hasta la situación de alta médica y a la asistencia durante el embarazo, parto y posparto.

La finalidad de esta mejora de la calidad del derecho al sistema de la sanidad pública encuentra su fundamento en el cumplimento por parte de España de compromisos a nivel Europeo y también fuera de Europa de conformidad con los tratados internacionales y la recuperación del nivel de protección alcanzado en la Constitución Española y la Ley 14/1986, de 25 de abril otorgando nuevamente el derecho a la protección de la salud de manera expresa y como un derecho inherente a todo ser humano, sin discriminación alguna y sin considerar la situación administrativa de las personas extranjeras.

En el ámbito de la prestación farmacéutica ambulatoria el Real Decreto Ley 7/2008 recientemente aprobado incorpora una letra e) al Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, dicha letra e) establece la aportación del 40 % del PVP para las personas extranjeras no registradas ni autorizadas como residentes en España a los que se refiere el artículo 3 ter de la Ley 16/2003, de 28 de mayo. Por tanto, a modo de contraste tenemos que esta letra e) coloca al colectivo de personas extranjeras que residen en España independientemente de su situación administrativa en un tercer puesto en relación con el resto de colectivos, y en el mismo nivel de las personas con ingresos inferiores a 18.000eur, es decir:

El 60% de aportación establecido para personas con rentas iguales o superiores a 100.000euros de la casilla de base liquidable general y del ahorro de la declaración del IRPF.

50 % de aportación en el caso de personas (asegurado activo y sus beneficiarios) cuya renta sea igual o superior a 18.000 euros e inferior a 100.000 euros.

40 % de aportación de las personas –también asegurados activos y sus beneficiarios- cuya renta sea inferior a 18.000euros.

10 % del PVP para las personas que ostenten la condición de asegurado como pensionistas de la Seguridad Social y sus beneficiarios, con excepción de las personas incluidas en el apartado a), esto es, aquellas personas cuyos renta sea superior a 100.000eur.

Por tanto, la modificación ordenada por el RD 7/2018 deja a las personas extranjeras -independientemente de su situación administrativa- la obligación de asumir el 40% en la aportación farmacéutica ambulatoria.

Respecto al resto de coberturas del sistema de la sanidad pública, como regla general, este colectivo mantiene el derecho de asistencia en casos de cirugía, hospitalización y maternidad, con la salvedad de que recupera el acceso universal al servicio de atención primaria y consultas. Todo lo anterior, condicionado al informe de reconocimiento y control del derecho a la protección de la salud y a la atención sanitaria con cargo a fondos públicos que deberá ser emitido por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Respecto al control para el reconocimiento de la protección de la salud y atención sanitaria, tenemos que los órganos competentes en materia de extranjería podrán comunicar al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y a las entidades y administraciones públicas –sin el consentimiento del interesado-, cualquier dato para comprobar el reconocimiento y control del derecho a la protección de la salud y a la atención sanitaria con cargo a fondos públicos.

Respecto a los requisitos necesarios para la obtención del derecho a la asistencia sanitaria estarán supeditados a los siguientes:

a) No tener la obligación de acreditar la cobertura obligatoria de la prestación sanitaria por otra vía, en virtud de lo dispuesto en el derecho de la Unión Europea, los convenios bilaterales y demás normativa aplicable.
b) No poder exportar el derecho de cobertura sanitaria desde su país de origen o procedencia.
c) No existir un tercero obligado al pago.

Tienes dudas? resuélvelas de forma online o concerta una cita si te encuentras en Vigo.

Abogado Lino García
C/ Velázquez Moreno 3, bajo. Vigo – Pontevedra.
Teléf. 986136216.

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.