Circunstancias Excepcionales

Circunstancias Excepcionales

Las circunstancias excepcionales son situaciones que permite regularizar de forma ordinaria a un ciudadano extranjero sin tomar en cuenta la situación nacional de empleo y sin exigir un visado, lo cual, posibilita el trámite encontrándose en España.

Son situaciones de carácter excepcional y que no pueden ser solicitadas con frecuencia visto su carácter extraordinario, no obstante, no existe en la normativa de extranjería un número determinado de veces que puede acudirse a esta vía de regularización.

Habitualmente las oficinas de extranjería suelen inadmitir a tramite las solicitudes como por ejemplo las de arraigo familiar cuando anteriormente se ha hecho uso de esta vía.

La posibilidad de solicitar nuevamente un arraigo familiar viene respaldada en sentencias recientes de juzgados de lo contencioso administrativo que básicamente interpretan de una forma amplia la posibilidad de reconocimiento de una autorización de residencia mediante el arraigo familiar dada la ausencia taxativa en la normativa y dada la interpretación restrictiva que sobre un segundo arraigo suelen aplicar las oficinas de extranjería basándose para sus denegaciones en la premisa de que «no se puede convertir lo excepcional en algo frecuente».

He tenido casos por ejemplo de personas que anteriormente habían disfrutado de una autorización excepcional de arraigo familiar y que por cualquier motivo se vieron obligadas a salir de España para establecerse en su país de origen y con el paso del tiempo han decidido volver a España viendo denegada su nueva solicitud de arraigo familiar por el simple hecho de haber disfrutado años anteriores de esta residencia excepcional. Por fortuna, a instancias del procedimiento judicial contencioso administrativo ha sido logrado  el reconocimiento del derecho a un segundo arraigo. Y es que desde mi punto de vista, una autorización de residencia por circunstancias excepcionales no puede verse afectada por la preexistencia de una autorización del mismo o diferente tipo.

Así por ejemplo, podemos razonar que el hecho de que a una persona extranjera víctima de violencia de género que haya regularizado su situación por esta condición y mediante esta vía excepcional no puede ver afectada una segunda solicitud de residencia basada nuevamente en una condición de víctima de violencia de género o de cualquier otro tipo como las descritas mas abajo.

Por último, y en cuanto a materia de arraigo social se refiere, esta vía resulta ser una de las principales formas de regularización de extranjeros. Sin embargo, es una válvula de escape que en cualquier momento puede ser cerrada mediante orden ministerial y en donde puede llegar a aplicarse la famosa situación nacional de empleo, lo que supondría una imposibilidad de obtener el arraigo social incluso contando con una oferta de trabajo y con el resto de requisitos. De momento esta posibilidad enunciada en el RD 557/2011 nunca se ha llevado acabo pero no deja de ser una posibilidad real que puede afectar a miles de extranjeros que han decidido arriesgar y quedarse de forma clandestina durante más de 3 años hasta poder regularizar su situación administrativa.

A continuación encontraras todas las autorizaciones de carácter excepcional:

Arraigo Laboral

Arraigo Social

Arraigo Familiar

Razones de Protección Internacional

Razones Humanitarias

Colaboración con Autoridades Policiales, Fiscales, Judiciales o Seguridad Nacional

Mujeres Víctimas de Violencia de Género

Colaboración con Autoridades Administrativas No Policiales, Contra Redes Organizadas

Colaboración con Autoridades Policiales, Fiscales o Judiciales, Contra Redes Organizadas

Extranjeros Víctimas de Trata de Seres Humanos