Autorización de Regreso

 

Abogado Lino García

Abogado Lino García

Es muy frecuente que un ciudadano extranjero residente legal necesite viajar a su país pero se encuentre en trámite de renovación de residencia, o que haya solicitado recientemente un duplicado de su tarjeta de identificación por extravío o que la misma se encuentre defectuosa o inutilizada y que necesite tener la garantía antes de viajar fuera de España de que a su regreso le será permitida la entrada, pues, para estas situaciones existe un documento llamado autorización de regreso que ahora voy a comentar.

Se trata de un documento establecido en el art 25.2 de la Ley Orgánica 4/2000, algo regulado en el artículo 5 del Reglamento 557/2011, pero que en la práctica se ordena mediante dos Instrucciones de la Dirección de Inmigración una instrucción del 2006 y otra del 2008 y mediante la hoja informativa publicada en la web de la Secretaría de Estado de Migraciones.

Sus Requisitos son:
*Modelo de solicitud EX 13.
*Copia del pasaporte, cédula de inscripción o título de viaje.
*Copia de la solicitud de renovación o prórroga de la autorización o de la tarjeta de identidad de extranjero, o resguardo acreditativo de su presentación.

Principales Limitaciones.
La autorización de regreso no se concede a las personas que tengan una prohibición de salida de España o una limitación a su libertad de circulación acordada por la Autoridad Judicial con carácter cautelar o en un proceso de extradición, o como consecuencia de sentencia firme.

Trámite y Coste.
EL coste actual (a diciembre de 2018) es 10,50 eur y la tasa es la 790 – 012. En cuanto al trámite como tal, se trata de presentar habitualmente de forma personal y excepcionalmente mediante representante, todos los requisitos y documentos ya mencionados. En el caso de una urgencia, se deberá aportar documentos que demuestren dicha necesidad. Ejemplo, enfermedad o fallecimiento de familiares.

Vigencia. Es de 90 días y se podrá utilizar para varias entradas antes, durante y después de la autorización de residencia.

Situación de salida con carácter urgente del ciudadano extranjero en casos de denegación de renovación de su autorización de residencia. (VER VIDEO)

[su_youtube url=»https://www.youtube.com/watch?v=LjfHPL-qMZA»]

Ni la ley ni el reglamento y mucho menos las instrucciones de la dirección general de inmigración prevén o dan forma a este tipo de situación transitoria en la que el extranjero puede o no ser provisto de una autorización de regreso. Es de recordar que un ciudadano extranjero puede salir de España incluso sin la documentación preceptiva pero como lo que aquí se trata es de que pueda salir y regresar a España con mínimos de garantías de que dicha entrada no se va a entorpecer por no tener una tarjeta de identificación que no puede ni podrá renovar hasta tanto su caso no sea resuelto sobre todo en vía jurisdiccional.

Desde mi punto de vista, no es descabellado pensar en que es posible la obtención de una autorización de regreso aunque la tarjeta ya este caducada, ya que la denegación de una renovación de autorización no apareja una eficacia absoluta de una autorización objeto de control jurisdiccional.

Cuando a un ciudadano le es denegado un derecho, este, puede instar un recurso de alzada, reposición, extraordinario de revisión o directamente un recurso contencioso administrativo.

Esto da la posibilidad que otros órganos distintos al que le ha denegado su derecho de renovación de residencia estudien su caso en aras de apreciar o no si la actuación administrativa que le ha denegado el mismo es ajustada o no a derecho.

En este sentido, es lógico pensar que hasta tanto no haya una decisión al respecto nada impide de forma taxativa que el extranjero pueda solicitar y deba obtener una autorización de regreso quizás mediante una medida cautelar al inicio del procedimiento contencioso o de una medida cautelarísima durante el mismo que, a su vez, pueda forzar a que la oficina de extranjería conceda el derecho a la obtención de la autorización de regreso mediante una orden judicial.

En el apartado 4 del modelo de solicitud EX 13 de la autorización de regreso (en el campo otros) es el que se debería seleccionar y cumplimentar por ejemplo con la siguiente expresión «autorización de renovación de residencia denegada, recurrida y pendiente de decisión administrativa o judicial» según el caso.

El artículo 21 de la LO 4/2000 establece:
“1. Los actos y resoluciones administrativas adoptados en relación con los extranjeros serán recurribles con arreglo a lo dispuesto en las leyes”.
2. El régimen de ejecutividad de los actos administrativos dictados en materia de extranjería será el previsto con carácter general en la legislación vigente, salvo lo dispuesto en esta Ley para la tramitación de expedientes de expulsión con carácter preferente.”

Así mismo, el artículo 65.1, también de la LO 4/2000 establece el Carácter recurrible de las resoluciones sobre extranjeros: “Las resoluciones administrativas sancionadoras serán recurribles con arreglo a lo dispuesto en las leyes. El régimen de ejecutividad de las mismas será el previsto con carácter general”.

Por lo que los artículos 21.2 y el 65.1 orientan el efecto de ejecutividad de los actos administrativos en materia de extranjería pero hacia la Ley 39/2015 de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas que en su artículo 39 informa sobre la presunción de validez y el efecto de todo acto administrativo.

Hay que recordar que toda tarjeta de identificación amerita una resolución previa de concesión. Por tanto, cuando un ciudadano extranjero recibe una resolución denegatoria respecto de su solicitud de renovación de residencia o simplemente no recibe ninguna resolución (es decir, cuando opera el silencio administrativo), el extranjero se encuentra en una coyuntura bastante difícil que impide, en principio, que la propia administración pueda documentarle con una nueva tarjeta de residencia, quedando en una situación en donde la anterior tarjeta ya no es válida por cuando ha perdido su vigencia pero con un derecho a recurrir la resolución denegatoria si considera que no está ajustada a derecho.

Pues para poder remediar esta situación en la que queda el extranjero conviene recordar que el efecto de ejecutividad de toda resolución administrativa puede ser suspendido.

Es verdad que la administración goza de privilegios o ventajas (prerrogativas) entre los cuales se encuentra el efecto de ejecutividad según el cual, lo que decida la administración se hace efectivo una vez es emitida la resolución. Pero, por una parte, los actos de la administración gozan de una presunción de validez (art 39.1 Ley 39/2015) que no impiden que el extranjero pueda impugnar y, por otra parte, los actos administrativos pueden ser objeto de control jurisdiccional así que este efecto de ejecutividad puede quedar en suspenso mediante una solicitud que el extranjero puede realizar (suspensión de la ejecutividad de la resolución denegatoria).

El primer considerando de la exposición de motivos de la Ley 39/2015 establece “La esfera jurídica de derechos de los ciudadanos frente a la actuación de las Administraciones Públicas se encuentra protegida a través de una serie de instrumentos tanto de carácter reactivo, entre los que destaca el sistema de recursos administrativos o el control realizado por jueces y tribunales, como preventivo, a través del procedimiento administrativo, que es la expresión clara de que la Administración Pública actúa con sometimiento pleno a la Ley y al Derecho, como reza el artículo 103 de la Constitución”.

El artículo 20.5 del RD 557/2011 dispone que “Quienes disfruten de una autorización de residencia pueden salir y volver a entrar en territorio español cuantas veces lo precisen, mientras la autorización y el pasaporte o documento análogo se encuentren en vigor” que concatenado con el artículo 7.3 “No precisarán visado para entrar en territorio español los extranjeros titulares de una Tarjeta de Identidad de Extranjero…” y el artículo 4.a) “Titularidad del pasaporte o documentos de viaje a los que se refiere el artículo siguiente”. y 4.b) “Titularidad del correspondiente visado en los términos establecidos en el artículo 7”.

Por lo que en condiciones normales para que un extranjero residente legal pueda entrar en España es necesario que disponga de pasaporte donde le será colocada un sello de salida y otro de entrada, una tarjeta de identificación de extranjero (TIE) que le identifica mediante un número de identificación (NIE). Tarjeta que es precisamente esencial pero que en el supuesto que vengo planteando es imposible -en principio- que el extranjero obtenga, es decir, cuando la administración emite una resolución denegatoria de renovación de residencia no le dice al ciudadano extranjero por ejemplo aquí tiene usted su resolución denegatoria de su renovación, consideramos que no tiene derecho a dicha renovación pero, también le recordamos sobre la posibilidad de suspensión de la ejecutividad de dicha resolución denegatoria en el caso de que usted pretenda instar un recurso administrativo o un contencioso conforme al artículo 117.2 de la Ley 39/2015.

En caso de dudas, mediante el siguiente enlace podéis hacerme cualquier consulta.

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *